Baratometrajes 2.0. El documental del cine independiente

“Durante toda la historia de la humanidad la creación ha sido un oficio de riesgo”.  Esta es una de las reflexiones que podemos encontrar entre las más de 40 entrevistas realizadas a directores, guionistas, productores, exhibidores, distribuidores, periodistas y gestores culturales en el largometraje documental Baratometrajes 2.0.

Este proyecto producido y dirigido por Daniel San Román y Hugo Serra, con  Rosa Cabrera como coordinadora y guionista, nace para servir de referente a nuevos y antiguos cineastas que debido a las circunstancias actuales se han visto obligados a renovarse para poder seguir creando. Para sacarlo adelante sus impulsores apostaron por el crowdfunding, financiando el producto a través de la plataforma kifund.

Se trata de un documental formado por las declaraciones y reflexiones de distintos trabajadores del sector, unidas a fragmentos de diferentes largometrajes españoles de los últimos tiempos como “El mundo es Nuestro”, “Mi Loco Erasmus”, “Casting”, “Summertime”, “Ilusión” o “El Cosmonauta”. Esto nos permite crearnos un dibujo completo sobre la realidad de ese otro cine español y sus dificultades para realizarse y hacerse visible.

En Baratometrajes 2.0. evidencian el nacimiento de un movimiento cultural. Una nueva forma de ver el cine. En el que las ganas de crear traspasan las barreras económicas, la falta de subvenciones y el difícil marco económico actual. Un panorama en el que la comunicación está tan globalizada que hacer cine se hace posible con la cámara de un iphone. Donde las producciones lowcost buscan quitarse esa etiqueta negativa permanente. Tener más medios no nos asegura tener mejores ideas. Solo nos proporciona la posibilidad de una buena promoción, que es determinante a la hora de conseguir un hueco entre el público.

Además de mostrarnos una visión contextualizada del cine independiente de nuestro país ,  tras el hashtag #unmundosincine nos invitan a pensar y valorar hasta qué punto el arte es vital para el ser humano con ideas como “Un mundo sin cine es como una casa sin espejos, no te puedes ver reflejado en ningún sitio”.

181 mecenas apoyaron el proyecto superando el total de 5000€ que se necesitaban, que las dos productoras completarían hasta llegar a los 7000€ de presupuesto para arrancar. En la plataforma podemos encontrar diferentes recompensas por aportaciones que iban desde los 5€ hasta los 800€.

Tras este logro, la producción del largometraje ha podido seguirse a través de su página web, Baratometrajes.es, en Facebook, en Twitter, en YouTube y en Vimeo, y además, tuvo su premiere mundial en la 51º edición del Festival de Gijón.

El documental se estrena de forma simultánea desde el 4 de abril en salas de cine, Internet y DVD (de venta solo en la web). Tras esto buscan desarrollar durante este año 2014 una estrategia intensiva de difusión y comunicación que haga que este trabajo, formado por películas que casi nadie conoce, lo conozca todo el mundo.

Además, como objetivo final tienen en mente hacer realidad BARATOmetrajes Internacional. Una iniciativa para difundir esta idea más allá de las fronteras de nuestro país. ¿Recurrirán al crowdfunding para lograr sus objetivos definitivos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *