Crowdfunding e inversión inmobiliaria

inversión-inmobiliariaEl crowdfunding surgió como método alternativo de financiación de proyectos. Lo más común es encontrarse proyectos que emplean el crowdfunding de recompensas, sin embargo, con el paso del tiempo han aparecido procedimientos derivados que utilizan el concepto central de crowdfunding (como inversión colectiva o como conjunto de microinversores) para llevar a cabo iniciativas más costosas y complejas.

Uno de esos nuevos tipos es el equity crowdfunding, que permite la inversión en empresas, para luego recoger los beneficios proporcionales a la inversión realizada. Pero paralelamente al equity crowdfunding, ha aparecido otro método similar: la inversión inmobiliaria mediante crowdfunding. Esto permite llevar a cabo proyectos inmobiliarios ambiciosos, puesto que la idea inicial se pone en conocimiento de los usuarios de las plataformas y cualquiera puede invertir, bajo ciertas condiciones, para que la iniciativa se lleve a cabo.

En España, pese a que esta modalidad de crowdfunding es joven, ya han aparecido varias plataformas de inversión inmobiliaria como The Crowd Estates, InvesReal o Socios Inversores (que tiene un apartado para inversiones inmobiliarias). Al tratarse de un tipo de crowdfunding con cierto riesgo, la legislación se ha vuelto algo rígida y la mayoría de plataformas cumplen una serie de características:

 

Cuidadosa selección del proyecto inmobiliario

Dada la naturaleza arriesgada de este tipo de inversiones, los gestores de cada plataforma llevan a cabo una cuidadosa selección de proyectos, eligiendo los que entrañen menos riesgo y tengan mayor margen de beneficios. De esta forma, los inversores tienen cierta seguridad de que su aportación va a ser recuperada.

 

Participación en la empresa-proyecto a través de la adquisición de tickets

Al lanzarse el proyecto inmobiliario, se lanza una serie de tickets con un valor determinado y que hacen las veces de participación en el proyecto. Así, el total de los tickets hacen el 100% de la participación en la iniciativa inmobiliaria. Dependiendo de la plataforma, el valor de los tickets varía.

InvesReal pone como ejemplo la siguiente situación: se busca inversión para un inmueble por valor de 100.000 euros; el inmueble se divide en 200 tickets, y cada ticket vale un 0,5% del valor total, así, cada ticket vale, siguiendo este ejemplo, 500 euros.

Por otro lado, The Crowd Estates valora da valor de 3.000 euros a cada ticket en todos los casos y proyectos, para asegurar uniformidad en las inversiones y en los proyectos. Además, The Crowd Estates adquiere ticket de cada proyecto inmobiliario, mostrando así confianza en la rentabilidad de las inversiones propuestas.

Todos pueden invertir gracias al crowdfunding

Muchas plataformas no exigen que el usuario sea inversor profesional para adquirir una participación. De esta forma, cualquier persona a título personal, puede invertir, reforzando la idea de financiación colectiva, y distanciándose en este punto de otras formas de inversión inmobiliaria.

Únete a la discusión