Crowdfunding y arquitectura

Como el resto de las artes, la arquitectura también se ha acercado al crowdfunding para seguir creciendo y sacando adelante interesantes proyectos.

El crowdfunding se ha convertido en un habitual en la financiación de todo tipo de artes, especialmente de la música, la literatura y las piezas audiovisuales. Poco a poco la arquitectura se va haciendo un hueco en el panorama de la financiación colectiva, continúan aflorando proyectos constructivos que buscan mejorar la calidad de la vida de las personas, ofrecer nuevos servicios y facilitar el funcionamiento de las grandes ciudades y su movilidad, todo esto, a ser posible, manteniendo una determinadas medidas de respeto al medio ambiente.

Sin embargo, la arquitectura tiene ciertas peculiaridades a la hora de financiarse vía crowdfunding, y es que la complejidad de estos proyectos es bastante superior que la de la mayoría de iniciativas que tienden a financiarse por esta vía. Los plazos de trabajo tanto en el diseño como en la construcción son mucho mayores, los permisos y las cuestiones de logística son más complejas, por no hablar de las cuantías económicas que precisan estas construcciones para poder salir adelante.

Los mecenas que decidan colaborar con estas propuestas deben tener en mente que lo más probable es que tarden años en ver el resultado de su aportación y, tal vez, también sus recompensas si estas están relacionadas con el proyecto en construcción.

A este respecto se refiere la diseñadora y arquitecta Alexandra Lange en su artículo “Against kickstarter urbanism

“Una plataforma de financiación apta para un reloj no es una plataforma de financiación apta para una ciudad. Las expectaciones, los plazos y la comunidad relevante son salvajemente diferentes. […] La línea de tiempo de los proyectos urbanos, los permisos requeridos en la vida real y los enormes costes de construcción son muy poco adecuados para el enfoque de Kickstarter. […] Un parque va a requerir mucho más que 5€ y una “¡Buena idea!”.”

spacehive-screenshotA pesar de esto, la realidad es que son numerosos los proyectos que han surgido para sacar adelante proyectos arquitectónicos, principalmente en plataformas como Kickstarter y Goteo. Además, también se pueden encontrar plataformas que se han especializados en proyectos de este tipo, limitando su campo de acción a financiar creaciones vinculadas al sector de la arquitectura y el urbanismo.

Plataformas de crowdfunding para arquitectura y urbanismo

Spacehive 

La plataforma de crowdfunding londinense Spacehive permite a los vecinos proponer y financiar todo tipos de proyectos de obras públicas para mejorar sus comunidades y su entorno. Esta página también destina sus servicios a profesionales del diseño que busquen financiación para sus proyectos, organismos públicas, empresas y marcas comerciales, así como proyectos sin ánimo de lucro con base comunitaria. Entre sus proyectos financiados podemos encontrar construcciones de rocódromos, parques urbanos y hasta convertir las calles de Bristol en toboganes acuáticos gigantes.

Make Architecture Happen 

Fundada por un estudiante de arquitectura de Boston, Make Architecture Happen busca dar oportunidades a los jóvenes arquitectos, paisajistas y urbanistas, que ven como hoy en día la realidad de su profesión no es la que gustaría. Con el crowdfunding esperan democratizar el complejo mundo de la arquitectura, facilitando el acceso a la financiación a aquellos proyectos que no carecen de vías de financiación tradicionales.

Aunque aún no ha financiado completamente ningún proyecto, ya cuenta con trece campañas de distintas iniciativas arquitectónicas en la plataforma.

cebada

Cúpula gedésica

Proyectos de crowdfunding y arquitectura

Construcción cúpula geodésica en campo de cebada

Desde 2011, el llamado Campo de Cebada, en el barrio de La Latina, en pleno centro de Madrid, se ha convertido en un espacio abierto a la ciudadanía, gestionado por diversos colectivos. En este local, cedido por el ayuntamiento, se realizan actividades, especialmente, de índole cultural y de acceso completamente gratuito para todos los que quieran acercarse.

Para mejorar sus instalaciones decidieron crear una cúpula geodésica, una cúpula formada a partir de triángulos equiláteros, y hechas con materiales reciclados. Esta nueva sección será utilizada para albergar todo tipo de actividades culturales, especialmente durante los meses de invierno, cuando las condiciones climáticas no permiten realizar estas actividades al aire libre. Para conseguir la financiación de esta construcción recurrieron a la plataforma de crowdfunding Goteo, donde consiguieron 6.030 €, más que la cantidad que habían establecido como óptima.

Como aportaciones no monetarias, solicitaban mano de obra para el proceso de construcción así como materiales como andamios o lonas para cubrir la estructura. Las recompensas que recibieron los casi 200 mecenas que colaboraron en este proyecto incluían el grabado del nombre de cada uno en el interior de la cúpula, plantas cultivadas en el Campo de la Cebada, camisetas, talleres de autoconstrucción y de horticultura urbana ecológica o hasta un concierto privado del colectivo Cantamañanas. La construcción de ha demorado más de lo esperado por cuestiones legales, pero se espera que las obras comiencen el 25 de septiembre de 2014.

Breakwater Chicago

El proyecto Breakwater Chicago consiste en una intervención arquitectónica en un paraje muy especial para esta ciudad estadounidense, el lago Michigan. El equipo de arquitectos que está detrás de esta idea propone la construcción de un centro de ocio de lujo flotante, que ofrezca a los visitantes comodidades de todo tipo, tales como piscinas, restaurantes o salas de estar, además de ofrecer un servicio al nivel de un hotel de cinco estrellas. Durante los meses de verano estaría en el Lago, y durante los de invierno se cubriría con una cúpula y se mantendría atado a la costa, donde seguiría ofreciendo las comodidades de un entorno cálido y con sus especiales características. Para desarrollar esta propuesta arquitectónica, el equipo de profesionales que la respalda optó por el crowdfunding de Kickstarter, donde pedían 30.000 dólares, alrededor de los 22.000 €, y consiguieron más del doble, un total de 45.224 €.

Las recompensas a las que optaron los 715 mecenas que decidieron participar en este proyecto son de lo más variadas: entradas al Breakwater y a su fiesta de inauguración, pases anuales o de por vida para acceder a este espacio, reservas de noches para 10 personas con alojamiento y comida, paseos por el lago Michigan en un velero, y hasta bautizar el Breakwater en su inauguración rompiendo una botella de champan. La inauguración de esta atracción se espera para comienzos del verano de 2015.

solardecath

Solar Decathlon European

Solar Decathlon European

Solar Decathlon es un evento que se creó en Estados Unidos en 2002, y que reúne muestras arquitectónicas de universidades de todo el mundo. En este concurso, los equipos de los diferentes países deben diseñar, construir y presentar al público una vivienda energéticamente autosuficiente gracias a la energía social. En 2010, los acuerdos entre el Gobierno estadounidense y el español, llevaron a la creación de una edición europea, la Solar Decathlon European, que se celebró en Madrid ese mismo año, acogiendo doce proyectos de distintos países europeos y seis más de otras partes del mundo.

Este campeonato a provocado que distintos grupos de alumnos participantes en este evento hayan elegido el crowdfunding como medio para financiar estos proyectos y poder acceder al concurso, para el que tienen que construir una maqueta a tamaño real. Algunas de estas iniciativas las encontramos en la plataforma Goteo, donde los equipos Estudiants per la Sostenibilitat, eBrick House o Symbicity House consiguieron la financiación necesaria para presentar su candidatura. Con recaudaciones que entre los 8.300 y los 10.100, aproximadamente, estos tres proyectos premiaron a sus mecenas, entre los 100 y los 240 colaboradores cada equipo, con llaveros, mochilas, notebooks o visitas guiadas en el caso de Symbicity House; chapas, acceso a documentos informativos del proceso de construcción o a la rueda de prensa del equipo de eBrick House; y bolsas, camisetas, visitas personalizadas por las instalaciones o una copia impresa del proyecto final de Estudiants per la Sostenibilitat.

Design for ability Green House

El estudio de arquitectos Estructuras Emergentes construía, a principios de 2013, el proyecto Green House, un invernadero construido con materiales reciclados para los jóvenes estudiantes de secundaria de la escuela pública Savannah, en Georgia, Estados Unidos. La organización de este proyecto realizó eventos de voluntariado que le llevaron a obtener gran parte de los materiales, también conseguidos de otros lugares alrededor de Savannah. Esta iniciativa cuenta, además, con algunos socios financieros de renombre, como pueden ser Hardin Construction o Ikea.

El estudio busca crear un sistema de construcción sostenible, y con medidas de tipo ecológico como la refrigeración y la calefacción pasivas, la obtención de energía solar o la recolección de agua de lluvia. Para sacar adelante esta construcción recurrieron a Kickstarter, donde solicitaban 8.000 dólares, lo correspondiente a unos 6.000 € aproximadamente, y consiguieron 800 € más de lo que pedían. 80 fueron los mecenas que decidieron colaborar con este proyecto arquitectónico, recibiendo a cambio posavasos de madera hechos a mano, libros de poesía del presidente de Estructuras Emergentes firmado, camisetas del equipo y hasta una pintura de un artista local.

Proyectos de rehabilitación financiados vía crowdfunding

Dentro de los proyectos arquitectónicos que se han financiado vía crowdfunding, hay que mencionar aquellos que se refieren a la rehabilitación de construcciones, en muchas ocasiones en situaciones de completo abandono o medio derruidas; edificios cuya reconstrucción ofrece una serie de ventajas sociales y culturales a los ciudadanos.

Molino de Clemente

La instalación del Molino de Clemente, que data del siglo XVII, se sitúa en un parque natural de La Garrotxa, Cataluña. Su rehabilitación busca potenciar su uso como espacio lúdico de niños y jóvenes, y como punto de encuentro de la entidad Guía Nuestra Señora del Tura de Olot; además, quieren transformar este viejo molino en un espacio cultural, social y abierto a todos los públicos. El proceso de reconstrucción se pretende realizar de la forma más participativa posible, involucrando a jóvenes de entre 14 y 17 años de toda la comunidad catalana, organizados por la Dirección General de Juventud.

Este proyecto de rehabilitación se presento en la plataforma de crowdfunding catalana Totsuma, donde solicitaba 2.000 €, cantidad superada en casi 500 €. Los 99 mecenas que decidieron hacer aportaciones a esta causa recibieron por ello visitas guiadas por el Molino de Clemente, una cena bajo las estrellas, un librito explicativo del funcionamiento de los molinos de harina y de la historia del Molino de Clemente o caminata con comidas incluidas por la Alta Garrotxa.

fabrica_toda_la_vida

La fábrica de toda la vida

La Fábrika de Toda la Vida

Este es el caso, por ejemplo de la Fábrika de Toda la Vida, un proyecto de rehabilitación de varias naves de una antigua cementera de Badajoz. La idea de esta iniciativa es convertir este edificio, que lleva abandonado más de 40 años, en un espacio polivalente para la actividad social y como centro de ocio y cultura dentro del ámbito rural.

Acudieron a Goteo para financiar las obras de la fábrica, recaudando 6.000 €, la cantidad que habían estipulado como óptima, y contaron con la colaboración del Gobierno de Extremadura en la opción de Capital Riego que ofrece esta plataforma, donde el Gobierno extremeño multiplicaba por dos las aportaciones al proyecto. Las recompensas que se entregaron a los 92 mecenas incluían el agradecimiento en la fachada del edificio, la entrega de una porción de cemento, un marcador de libros hecho con materiales reutilizados de la propia fábrica, talleres temáticos o invitaciones a la fiesta de inauguración.

También se debe nombrar a aquellos proyectos de carácter solidario cuya aportación es, precisamente, de tipo arquitectónico. Se trata de iniciativas que buscan la construcción de escuelas en los pueblos más desfavorecidas o la reconstrucción de viviendas en zonas de conflicto. En la plataforma Lanzanos podemos encontrar estos dos ejemplos con los proyectos de “Construir una escuela en Alto Trujillo (Perú)” y “Brigadas por la paz”, una unión de ONG con colaboración de instituciones españolas que colabora en la rehabilitación de casa en Palestina.

Nuevamente, el crowdfunding sigue permitiendo que proyectos artísticos de todo tipo sigan saliendo adelante, fomentando, en esta ocasión, el desarrollo de la arquitectura.

Nota: Este artículo ha sido escrito en colaboración con Olga Peña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *