Música y crowdfunding

gospel shine voices crowdfunding

Uno de los sectores culturales que mejor han sabido aprovechar el crowdfunding ha sido la música. Aunque no sólo ha sido una vía de financiación para cantantes y bandas sin una gran trayectoria o proyectos independientes. En el panorama musical internacional ha habido bandas importantes que lo han intentado con el crowdfunding de forma más o menos afortunada. De hecho, se considera que una de las primeras campañas de crowdfunding de la historia se remonta a 1997, cuando los fans estadounidenses del grupo de rock progresivo inglés Marillion les pagaron una gira por su país.

En ese sentido, la música es uno de los sectores donde más clara se pone de manifiesto la importancia de la comunidad -los fans en este caso- para lograr el éxito en una campaña. Cuando una comunidad se une para conseguir un objetivo es mucho más probable que ese objetivo se cumpla.

 

De La Soul: el ejemplo del éxito en el crowdfunding musical

Los neoyorquinos De La Soul decidieron emprender una ambiciosa campaña de crowdfunding para grabar y editar su nuevo álbum de estudio. Y no les fue nada mal: consiguieron 500.000 dólares, cinco veces más de lo solicitado. En el disco, colaborarán otros importantes músicos como Damon Albarn (líder de Blur y de Gorillaz) y David Byrne (Talking Heads).

De La Soul, una influyente banda de rap, buscan independencia de la industria para poder desarrollar proyectos musicales sin recibir presiones de los sellos discográficos. Se demuestra en este caso la potencia del crowdfunding para financiar iniciativas fuera del establishment. Además, su cuidada página de proyecto en Kickstarter es un ejemplo de cómo se puede imprimir personalidad a un espacio como éste para ser más llamativo.

 

Megadeth

El grupo de thrash metal Megadeth, considerado uno de los cuatro grandes del género junto a Metallica, Slayer y Anthrax, ha comenzado a financiar su nuevo álbum mediante crowdfunding. La plataforma escogida en esta ocasión ha sido Pledge Music, diseñada en especial para realizar preventas de artículos musicales. Los artículos y servicios en preventa van desde la obtención por anticipado del disco en formato digital, a una lección de guitarra por parte del líder de Megadeth, Dave Mustaine.

 

La película de terror de Nick Carter

Nick Carter era el chico rubio de los Back Street Boys. Pero ya no. Como él mismo comenta en la página del proyecto, la mayoría de fans no saben que una de sus pasiones es el cine de terror. Y, que a causa de eso, le ha dado por escribir, producir y protagonizar cine de terror. Así que de esa  vicisitud nace el proyecto Evil Blessings. Un proyecto cuyo estado se desconoce, ya que se dio la circunstancia de que el director encargado de la película, conocido como Sxv’leithan Essex, falleció un año más tarde de finalizar la campaña de crowdfunding.

 

El proyecto fracasado de Björk

La compositora, cantante y actriz islandesa sorprendió a todos lanzando una extraña campaña para financiar una aplicación con unos objetivos poco claros. En principio, Biophilia, que así se llamaba la aplicación en cuestión, se trataba de una especie de programa educativo con el que aprender diferentes aspectos de las ciencias mediante la música. Había quienes sugerían que era un truco para encontrar nuevas vías de venta de álbumes, puesto que surgían dudas acerca de la efectividad de dicha app educativa.

Tras el poco éxito con el que arrancó la campaña de crowdfunding, se decidió cancelar el proyecto. Sólo 10 días tardó en pararse. En ese tiempo la campaña había obtenido algo más de 20.000 euros, cifra muy lejana del medio millón de euros solicitado.

 

Lil Wayne

Lil Wayne and the Motivational Edge es un proyecto educativo apadrinado por el rapero Lil Wayne. El proyecto, ya iniciado en Miami, pretende llevar a todo el país de Estados Unidos el programa con el que los jóvenes en situación de exclusión aprenden composición musical, composición de letras, producción y artes urbanas en general.

Grupos de música aficionados

El crowdfunding permite a los grupos musicales medir su realidad, es decir, valorar si su comunidad esta interesada en ellos o no. Un claro ejemplo son los grupos de música aficionados, quienes en muchas ocasiones moviliza a más personas que grupos o solistas profesionales. Gospel Shine Voices es un grupo de música gospel en Tenerife, que consiguimo movilizar a su comunidad de seguidores y recaudar más de 15.000€ para grabar su primer disco, del que pre-vendieron más de 400 unidades, algo a tener muy en cuenta.

El crowdfunding es una herramienta que, antes o después, llegará a todos los músicos en una u otra medida, y a otros componentes del sector musical, como los productores. Esto es solo el principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *