Tipos de Crowdfunding

tipos de crowdfundingHoy en día, la financiación colectiva tiene varias vertientes por lo que es necesaria una aclaración de, a nuestro entender, cuantos tipos de crowdfunding existen. De forma genérica hablaremos de crowdfunding de recompensas, de préstamos, de donaciones y de inversiones. Vamos a ver cada uno de ellos:

Crowdfunding y recompensas

Por el momento es el más conocido, centrado en lo que podríamos considerar la pre-venta de algo, un libro, un casco, un disco, una entrada, etc. Un mecenas aporta una cantidad económica y, a cambio, siempre recibe algo, aunque solo sean las gracias, pese a que en la mayor parte de las ocasiones son productos o servicios.

Es importante tener presente que, como cualquier producto o servicio, esta sujeto a impuestos, el más importante es el IVA, que en la mayor parte de las ocasiones llega al 21%. Como promotores hemos de tener esto muy presente, y como mecenas conocerlo.

Las personas que aportan y reciben algo a cambio son denominados mecenas o micromecenas.

Crowdfunding y préstamos

Se produce cuando una persona solicita una cantidad económica y remite la información a un portal especializado en préstamos financiados por la multitud. Éste portal suele hacer un estudio sobre la viabilidad del usuario y le asigna niveles de riesgo, indicando también el interés que tendrá que pagar por el dinero obtenido si finalmente alcanza el objetivo. En otras ocasiones el propio prestamista determina el interés al que le prestará el dinero. También se conoce como crowdlending.

Posteriormente se cuelga la solicitud en el portal y los prestamistas deciden si prestan dinero (al tipo de interés previamente expuesto por la plataforma o ellos mismos) y qué cantidad. Si el prestatario recibe lo que ha pedido, mensualmente devolverá una parte más los intereses, que serán ingresados proporcionalmente en la cuenta de cada uno de los prestamistas.

Las plataformas actuales NO están sujetas a la normativa del Banco de España, por lo que no tienen unos valores estandar para determinar el nivel de riesgo, cada una lo hace con factores propios. Aquí puedes ver las principales establecidas en España.

Las personas que entregan dinero a cambio de un tipo de interés son prestamistas.

Crowdfunding y donaciones

Utilizado principalmente por organizaciones sin ánimo de lucro, supone la donación que se ha realizado a éste tipo de proyectos desde siempre, pero en éste caso con Internet como base, y con difusión principal por redes sociales. El punto diferencial con respecto a otros tipos de crowdfunding es que en éste caso el donante no recibe nada material en forma de pre-venta, simplemente la satisfacción de haber apoyado un proyecto que era de su interés, y como mucho información sobre la evolución del proyecto o algún detalle como chapas, camisetas, visitas… que no se venderá posteriormente y/o tiene fin lucrativo como si fuera una venta anticipada de algo (producto o servicio).

Las cuantías donadas las determina directamente el donante en cada caso, pueden ir desde 1€ hasta miles de euros.

Algunas plataformas entregan “recompensas” por una aportación concreta de dinero, pero realmente lo que se esta haciendo es una donación.

Es interesante saber que si el promotor está catalogado como “Organización de interés general”, ya que en este caso el donante se puede acoger a una desgravación fiscal. Hemos de fijarnos bien si en la plataforma o en el proyecto nos indican esa ventaja.

Las personas que donan las denominamos donantes.

Crowdfunding e inversión

Con un crecimiento en todo el mundo elevado, pero limitado por las diversas legislaciones, se trata de que una persona que necesita financiación para un proyecto, en general emprendedor, ofrece participaciones a las personas que le quieran apoyar, a cambio de su dinero. Sería como tener acciones de esa empresa (muchas startups) desde muy poco dinero (el promotor pone el valor de las participaciones) y de ésta forma no solo se puede apoyar un proyecto que nos interesa, sino ganar dinero en el futuro si ese proyecto tiene éxito.

En algunos países ya se pueden adquirir participaciones por 10€. Esta opción de financiación de empresas u organizaciones, desde la propiedad de la misma, supone una democratización de la propiedad, y la posibilidad de apoderar mucho más a los ciudadanos.

También denominado equity crowdfunding, las personas que adquieren participaciones se denominan inversores.

A grandes rasgos éstos con los cuatro tipos de financiación colectiva más habituales, pese a lo cual, y teniendo en cuenta la rapidez con la que se producen los cambios en la actualidad, seguramente ya se están generando nuevas opciones.

Si quieres saber de algunas plataformas separadas por sectores puedes verlas aquí.

Sobre Angel

Apasionado del crowdfunding y de la economía colaborativa, co-fundador y editor de Universo Crowdfunding, asesor de la Comisión Europea en Crowdfunding

Me puedes encontrar en: Web

Únete a la discusión