, ,

Bancos de tiempo, tu tiempo por el de otros

bancos de tiempo

Un banco de tiempo consiste en un sistema de intercambio de una serie de servicios por tiempo. Lo que lo diferencia de una sucursal o entidad bancaria es su unidad de cambio. No es precisamente el dinero, sino más bien una medida de tiempo –tal y como su nombre indica y especifica-, consistente en  realizar un trabajo o actividad por hora. Este hecho hace que se supla servicios por servicios. Asimismo, favorece las relaciones sociales y la igualdad entre distintos estratos económicos.

En definitiva, son entidades donde las personas que se hacen socios ofrecen unos servicios a los demás y, a cambio, piden otros servicios cuando los requieran. Funcionan de la siguiente manera: una persona con una necesidad acude a la secretaría del banco de tiempo y si tiene tiempo de intercambio ingresa en él y a partir de ahí realiza una serie de ayudas a otros individuos que precisen sus servicios. Las funciones que atañen a la secretaría son la gestión de estos intercambios y las entrevistas a los nuevos socios.

Tipos de bancos de tiempo

Existen diferentes tipos de bancos de tiempo dependiendo del servicio que se preste:

  • Ejercicio físico. Clases de gimnasia, baile, taichí o fútbol son algunos de los más comunes. Además, también entra dentro de esta tipología el entrenamiento o la monitorización en un partido de fútbol o simplemente al ir a correr, además de arbitrar partidos.
  • Ocio. Preparación de fiestas, interpretación o partición en eventos o fiestas, juegos de mesa, danza, capoeira, paseos en bici, excursiones al monte o malabares, por ejemplo.
  • Idiomas. Clases de idiomas, conversación en idiomas, la ayuda a hablar con fluidez en un idioma, traducciones o ayuda como intérprete de idiomas.
  • Informática. Clases de informática, instalar software, reparación y montaje de ordenadores, pasar textos a ordenador y montajes fotográficos o vídeos.
  • Belleza. Maquillaje, peluquería y la organización de un certamen de belleza.
  • Bricolaje. Asesoramiento sobre ahorro de energía y reparaciones de bicis, motos y coches.
  • Arte. Asesoramiento sobre decoración, costura, teatro, pintura y dibujo, por ejemplo.
  • Cocina. Clases de gastronomía (tradicional, vegetariana y étnica, entre otros), asesoramiento sobre menús y preparación de recetas, elaboración de comidas (pan, tartas, mermeladas y conservas) y, sobre todo, realización de comidas para cumpleaños y fiestas.
  • Asesoría y orientación. Asesoramiento para preparación de eventos, asesoramiento para viajes de estudios, vacaciones o negocios; asesoramiento para redactar el currículum vítae, asesoramiento legal, mediación en conflictos o asesoramiento sobre los recursos sociales a disposición en determinada zona.
  • Atención a personas. Lecturas o cuentacuentos, hacer recados, apoyo en mudanzas o, simplemente, escuchar.

Principales bancos de tiempo

En 2012, ya eran 291 los bancos de tiempo operativos en España. A continuación se citan algunos los ejemplos de bancos de tiempo españoles más destacados:

  • Banco de Tiempo de Valladolid en Castilla y León, aún un gran motor de dinamismo para la creciente red de bancos de tiempo castellano-leoneses. Se inscribe en la secretaría tras una entrevista y se explica que servicios desea ofertar.
  • Banco de Tiempo de Manoteras en Madrid, promovida por una Asociación Vecinal e impulsado por un grupo joven con el objetivo de intercambiar servicios entre la gente del barrio mediante una gestión organizada.
  • Banco de Tiempo de la Jacetania  en Aragón, inspirado por la Asociación de Desarrollo de la Mujer del Pirineo (Ademup), impulsa una red social ciudadana con el objetivo de fomentar el cambio de unos servicios entre vecinos.
  • Agiantza Times Bank en Euskadi consistente también en un sistema por el que las personas de dicha organización y otras ajenas a ésta ofrecen productos y servicios sin necesidad de que intervenga el euro. 
  • Banco de Tiempo Velez – Málaga que, promovido por la concejala de Asuntos Sociales Carmen García, se gestiona el intercambio de esos servicios entre personas que se registren  mediante la secretaría del Ayuntamiento.
  • Banco de Tiempo Antequera en Sevilla que ofrece apoyo social a los miembros que lo necesiten, espacio de convivencia y entretenimiento, conciliación entre trabajo, vida familiar y personal, además de conocer a otras personas.
  • Banco de Tiempo Linares en Jaén que ofertan un cambio de favores de manera no monetaria cuya iniciativa genera vínculos entre personas.
  • Banco de Tiempo Universidad de Sevilla consistente en una red solitaria de formación y ocio.
  • Banco de Tiempo de Círculo Materno de Palma de Mallorca en las Islas Baleares con el único objetivo de ofrecer compañía, apoyo y solidaridad en durante la maternidad, además de multitud de encuentros y colaboraciones entre las madres.
  • Banco de Tiempo Segovia pretende que los segovianos y las segovianas ofrezcan su ayuda y conocimientos a cambio de los de otras personas y que no sólo va destinado a la juventud, sino a toda la población de la ciudad.

Ejemplo

Uno de los mejores ejemplos es el caso del Banco de Tiempo de Albacete. Esta entidad ofrece entre sus numerosas actividades algunas destacables como talleres de psicoterapia, teatro, meditación, solfeo inicial, taller de reciclaje, manualidades para niños y discapacitados, clases de español a extranjeros, acompañamiento a personas, cuidado de niños y cocina básica, entre muchas otras.

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Bancos de tiempo, tu tiempo por el de otros […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *