, ,

BBVA confirma que el crowdfunding es una innovación que la política comercial bancaria no debe ignorar

crowdfunding banco

En un reciente estudio realizado por el BBVA, en los Estados Unidos, se intenta responder a una interesante pregunta ¿Puede ser el crowdfunding un elemento que afecte a las políticas comerciales de los bancos?

Se trata desde luego de una pregunta difícil de responder, pero el simple hecho de que surja, ya es una señal de la importancia que el fenómeno está adquiriendo. En este estudio señalan dos importantes hitos para introducir la pregunta:

  1. Por una lado la entrada de Google en una empresa de créditos entre particulares. Donde la preocupación no solo está aquí, también en que las grandes empresas tecnológicas entren en sectores que afectan a la banca tradicional, por ejemplo en los medios de pago.
  2. Por otro lado la JOBS Act de 2012, legislación americana para regular el crowdfunding, que permitirá que pequeños negocios se financien a través de plataformas de crowdfunding.

Hasta ahora, en Estados Unidos, solo los “inversores acreditados” podían realizar inversiones en empresas (equity-crowdfunding), estando esta opción cerrada a particulares. Para que este tipo de inversiones pudiera generalizarse y cualquier persona pudiera invertir han sido necesarios una serie de cambios en la legislación, y en breve este tipo de inversiones será una realidad. Hay que tener en cuenta que en este país 3 de cada  4 empleos está localizado en pequeñas empresas, de forma que una parte muy importante de empresas americanas son susceptibles de utilizar esta fuente de financiación.

En el estudio hablan del crowdfunding como “disruptive innovation”, que según la definición  de Clayton Christensen, profesor de Harvard, este tipo de innovaciones son aquellas que inicialmente empiezan en  usos sencillos en lo más bajo del mercado y poco a poco van desplazando a la competencia.

Suponiendo que son las pequeñas empresas las que forman la parte baja del mercado tenemos una serie elementos que son importantes para comprender la tendencia:

  • Las plataformas de crowdfunding, al requerir una estructura más simple que la que necesitan los bancos, tienen una estructura de costes inferior, lo que se puede trasladar a las empresas que se financien de esta forma.
  • Las pequeñas empresas americanas tiene grandes problemas para acceder al crédito. Muchas son rechazadas por la entidades bancarias y otras muchas no lo intentan creyendo que las van a rechazar.
  • La principal razón por la que los bancos niegan el crédito a las pequeñas empresas es el riesgo, ya que son muchas las que fracasan antes de devolver el dinero. Esta es una cuestión que no soluciona el crowdfunding, el riesgo a que la empresa fracase sigue existiendo, sin embargo este riesgo se dispersa en la multitud.
  • Un banco ante un riesgo mayor pide un mayor interés, sin embargo con el crowdfunding se puede optar por vender una parte de la empresa, los inversores entran como propietarios, lo que representa un menor coste de captación de capital. Lo que significa una importante diferencia respecto al sector bancario.
  • Las pequeñas empresas no solo acuden a la banca para solicitar créditos, existen un serie de servicios bancarios que les son necesarios, como pueden ser las tarjetas de crédito o los seguros, que no son ofertados por las plataformas de crowdfunding, al menos por ahora. Esta es una de las bazas con las que juega el sector bancario.

Todas estas son cuestiones que pueden fomentar el crowdfunding y convertirlo en el largo plazo en una alternativa al sector bancario.

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] particulares. Esto es solo un primer paso. El potencial del Equity CF y Crowdlending ya ha sido advertido por BBVA, y otras entidades alertan de tal […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *