Crowdsourcing: la colaboración colectiva no tiene límites

crowdfunding inventos

crowdsourcing político

Internet ha permitido poder acceder a un amplio abanico de servicios, aplicaciones y plataformas en las cuales se pueden conectar unos usuarios con otros. Fomenta la colaboración, la participación y el teletrabajo, sin necesidad de encontrarnos en el mismo espacio geográfico. Además, nos ha dotado de potentes canales de comunicación que facilitan el contacto con personas, con ideas similares a las nuestras y con profesionales con los que poder colaborar, desarrollar proyectos o actuar como fuente de financiación de nuestras ideas.

¿Qué podemos entender como crowdsourcing?

El crowdsourcing («crowd» = masa y «sourcing»= externalización) es una forma de colaboración que consiste en la distribución o externalización de ciertas tareas de un proyecto, que se realizarían por una comunidad de personas que colaborarían a través de la red, en lugar de hacerlo tradicionalmente por medio de la subcontratación de una empresa. Uno de los pilares fundamentales es Internet, porque gracias a él podemos difundir nuestros proyectos, captar colaboradores, y organizar los recursos y el trabajo que hay que realizar.

Aunque parece un término novedoso, lleva funcionando bastante tiempo. El ejemplo más claro sobre este tipo de colaboración lo podemos encontrar con Wikipedia, que ha sido un proyecto en el que ha habido una colaboración masiva de profesionales que, por lo general, han trabajado de manera desinteresada aportando sus conocimientos a esta “enciclopedia virtual”. De esta manera, los proyectos pueden avanzar rápidamente y obtener mejores soluciones gracias al esfuerzo colectivo.

Si nos adentramos en los orígenes de este término, podemos señalar que fue acuñado por Jeff Howe y Mark Robinson en un artículo para la revista tecnológica Wired (2006), para ilustrar un fenómeno que empezaba a fraguarse en la red y que cambiaba las reglas de la tradicional externalización de servicios, para apostar por la colaboración a través de la red como motor con el que construir y desarrollar proyectos.

De esta manera, podemos incorporar talento a través de la red y emprender proyectos de desarrollo de software, realizar diseños de manera colaborativa, o colaborar en la traducción de contenidos. Destacar que el crowdsourcing sólo se aplica en modelos de gestión basados en la innovación.

Algunos proyectos que apoyan el crowdsourcing

La agencia de investigación del Departamento de Defensa de Estados Unidos (DARPA), ha recurrido al crowdsourcing por medio de un “concurso de ideas” para que los apasionados de la ingeniería les ayuden a construir una nave de combate y de esta forma aportar nuevas dosis de creatividad a este tipo de proyectos tan herméticos, ofreciendo la posibilidad de aportar nuevas iniciativas que serán incentivadas con premios económicos.

Idiomas en peligro de extinción es una iniciativa de Google, para intentar catalogar y documentar aquellos idiomas que están en riesgo de desaparecer, y que podrían rondar los 3500. En este portal se almacenan documentos sonoros y videográficos del uso de estos idiomas. Y con la idea de preservar esta herencia cultural y aumentar los recursos de este banco de conocimiento, en este proyecto se permiten las aportaciones de los usuarios.

También encontramos proyectos más complejos como OpenStreetMap, que tienen como objetivo la creación de un sistema cartográfico libre. Son capaces de actualizar sus datos y reaccionar más rápido que Google Maps a los cambios y a las actualizaciones gracias a la potente comunidad de usuarios que apoya el proyecto y cartografían sus ciudades o corrigen los datos que se ofrecen desde el servicio.

El crowdsourcing nos ofrece ser partícipes de un nuevo escenario, en el cual los pequeños esfuerzos que se realizan entre todas las personas permiten abordar y desarrollar los proyectos más grandes y complejos de una manera eficaz; consiguiendo así formar parte de un poderoso núcleo de trabajo que pueda considerarse imprescindible para cualquier empresa.

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *