, ,

Algunos grandes fracasos del crowdfunding

bjork crowdfunding

Una de las frases que se utiliza para definir el crowdfunding es financiación democrática, y se utiliza precisamente porque es la comunidad, la gente, la que termina decidiendo si un proyecto sale adelante o no.

Cada día se financian nuevos proyectos y otros tantos no lo consiguen, aproximadamente la mitad. A mi modo de ver, cuando una persona, que no es famosa, no consigue alcanzar el éxito en una campaña de crowdfunding no tiene que pensar que ha sido un fracaso, ha sido un intento fallido como mucho, ya que no todos disponemos de una gran comunidad dispuesta ayudarnos o de los recursos para llegar a esta.

Sin embargo, cuando la campaña es promovida por una persona famosa que ya dispone de una comunidad de fans y del interés de los medios, hablar de fracaso, si que me parece correcto y más aún cuando es muy probable que fueran capaces de obtener el dinero de maneras alternativas.

Esta no es una crítica hacia los famosos que han acudido al crowdfunding, es más bien es una reivindicación para considerar un fracaso una campaña promovida por alguien que lo tiene todo de cara, o al menos más que el resto, y no lo consigue. Después de todo, el crowdfunding es financiación democrática, como ya dije, y no me parecería correcto decirle a la gente que no invierta en un proyecto por el hecho de que el promotor sea un personaje famoso.

¿Y tu qué opinas de esto?

Algunos casos conocidos

Björk y Biophilia

Björk intentó, a través de Kickstarter, financiar una aplicación para Windows 8 y Android con la que la gente podría experimentar musicalmente e incluso aprender. Para ello necesitaba 375.000 dólares, pero tan solo consiguió algo más de 15.000 (aprox. un 4% del total) antes de que la campaña fuera cancelada, una semana después de haber empezado, y antes de que se pudiera hablar de una total falta de interés por parte del público.

Este es, desde un punto de vista mediático, el mayor fracaso de todos. Periódicos y blogs de todos los ámbitos se hicieron eco de lo sucedido con lo que se avivó aún más el debate sobre si los famosos pueden o no recurrir a esta fuente de financiación, algo sobre lo que ya he opinado más arriba.

Darci´s Walk Of Shame

Este es el intento por parte de Melissa Joan Hart, conocida por la serie de televisión Sabrina de la que era protagonista, de intentar hacer lo mismo que Zach Braff (protagonista de la serie Scrubs) y financiar su película. A pesar de que ambos pidieron 2 millones de dólares, Zach superó los 3 mientras que Melissa canceló la campaña tras más de un mes y tan solo 51.605 dólares recaudados.

La última gira de Fernando Esteso

El objetivo de este proyecto era el de financiar una gira para Fernando Esteso, la última según el título, por el territorio nacional de entre 35 y 50 actuaciones. No se llegó a alcanzar ni tan siquiera los 1.000 €.

Soraya y la grabación de un videoclip

Este es un caso particular, ya que Soraya si que terminó consiguiendo el dinero necesario para financiar su videoclip, pero no con el apoyo de sus fans tal y como era su intención: “El crowdfunding es el modo para conseguirlo y hacer que los fans sean partícipes de la nueva Soraya y de su fuego”. Finalmente fueron marcas las que terminaron aportando un dinero sin el cual si que estaríamos hablando de fracaso sin ninguna clase de matices.

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *