, ,

Intento de fraude en Kickstarter

fraude en kickstarter

Kickstarter, una de las plataformas de crowdfunding más relevante de EE.UU, ha logrado desenmascarar a tiempo el que probablemente hubiese sido el mayor fraude relacionado con el crowdfunding.

Todo comenzó cuando la plataforma de financiación colectiva decidió realizar un documental sobre la revolución del crowdfunding. Para ello, decidieron contactar con los creadores de una serie de proyectos que, a su juicio, podían aportar material interesante para el documental. Una de las iniciativas escogidas fue la hecha por Magnus Fun Inc., empresa que se encontraba tras el proyecto Kobe Red.

El planteamiento de esta propuesta era la comercialización de carne seca hecha de vacas japonesas alimentadas con piensos ecológicos 100%, y tratada con cerveza y masajes. Un producto realmente llamativo. Otro de los factores que propició la investigación de este curioso caso, fue la cantidad de dinero que ya habían recaudado. Con un modesto objetivo de  2.374 dólares, la propuesta había alcanzado más de 120.000 dólares en aportaciones de unas 3.000 personas.

Con este panorama y tras contactar con la empresa en cuestión, el equipo de Kickstarter comenzó a sospechar de las intenciones y la legitimidad del proyecto. Muchas eran las pistas que indicaban que se encontraban ante un fraude:

  • La empresa había propuesto otro proyecto que había fracasado exactamente dos días antes de que se iniciara la campaña de Kobe Red.

  • Nunca se publicaban los nombres completos o alguna fotografía de los integrantes de la empresa Magnus Fun.

  • El vídeo del proyecto era genérico y se basó en meras fotografías para contar su historia, además no aparecía ninguno de sus creadores en el mismo.

  • Los nombres de las personas que “supuestamente” habían probado el producto no aparecían en Internet ni en las búsquedas de las redes sociales.

  • Su meta de 2.374 dólares era con el objetivo de «comprar un refrigerador nuevo» en apoyo a su proceso de productivo. Sin embargo, existían muy pocos detalles sobre sus capacidades reales de producción o cómo la carne en última instancia, terminaba en manos de los consumidores.

  • El proyecto simplemente no tenía sentido financiero, ya que el precio y la cantidad necesaria para cumplir con sus pedidos era demasiado alto como para sacar algún tipo de beneficio.

  • En el tablón de comentarios del proyecto, las preguntas o acusaciones sutiles acerca de la legitimidad de la propuesta fueron rápidamente eliminadas.

  • Muchas de las cuentas que apoyaban Kobe Red, eran relativamente nuevas y sólo había apoyado otros proyectos fallidos.

Con todas estas evidencias sobre la mesa, la plataforma de crowdfunding inició una investigación para esclarecer los hechos y sacar a la luz el fraude que la empresa estaba cometiendo.

Durante la mañana del 13 de junio, cuando se comenzaron a publicar los detalles de dicha investigación, el equipo de Kickstarter suspendió el proyecto a falta de menos de una hora para que se cerrase.

Desde la plataforma agradecen la permanente discusión en los foros sobre este tema y concluye diciendo que gracias a sus sospechas y las de otros patrocinadores “los buenos tiempos de Magnus Fun han terminado”.

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

1 comentario
  1. Marco
    Marco Dice:

    Me parece de vital importancia que las plataformas de micromecenazgo investiguen los posibles fraudes, pues eso socavaría la buena acogida que están teniendo para financiar proyectos sin que los bancos estrujen la idea hasta hacerla inviable.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *