Uwe Boll, enemigo público del crowdfunding

uwe boll crowdfunding
El director de cine alemán Uwe Boll, conocido por realizar adaptaciones cinematográficas de videojuegos como Alone in the Dark, Bloodrayne, House of the Dead o Far Cry, ha estallado públicamente contra la plataforma de crowdfunding Kickstarter. ¿El motivo? Su tercer batacazo consecutivo en una campaña de financiación colectiva.

Lo cierto es que Uwe Boll no es precisamente un director reconocido por la crítica, sus películas han recibido siempre más palos que alabanzas. Pero a pesar de esto Uwe tiene confianza ciega en su talento y no comprende cómo los usuarios de internet prefieren apoyar proyectos amateurs antes que los suyos.

Esta es la tercera campaña de crowdfunding que el director alemán lanza para financiar una película, y su tercer fracaso. La primera campaña que vio la luz fue la de secuela de Portal en la que se había marcado como objetivo llegar a los 500.000 dólares, finalmente solo alcanzó solo 29.977. Su segunda intentona en el terreno del crowdfunding fue sacar adelante su película Rampage 3 en la plataforma Indiegogo, nuevamente acabó llevándose otro varapalo. Pero su empeño en realizar esta película que serviría de cierre a la trilogía Rampage lo ha llevado a iniciar otra campaña, esta vez en Kickstarter, donde la comunidad le ha asestado la estocada definitiva.

Sus ramplonas adaptaciones al cine de videojuegos no gozan del beneplácito del público, a la tercera va la vencida, y parece que el bueno de Uwe ha escarmentado, aunque no sin antes agarrarse una perreta digna de parvulario. El director alemán, ya candidato a suplir al mismísimo Ed Wood como peor director de cine de la historia, ha subido a la red varios videos asegurando que Kickstarter es “una estafa y está muerto”.

Uwe Boll opina como muchos, que en esta plataforma los promotores de proyectos reciben muy poco asesoramiento para que su campaña sea exitosa. Y es algo cierto y que se conoce poco,  las campañas que trascienden a los medios son las grandes, las que logran alcanzar su objetivo, pero debemos decir que la mitad de las campañas de crowdfunding que se lanzan a través de Kickstarter no consiguen financiarse por este motivo.

“Que os jodan a todos” manifiesta en un video en el que dice que el dinero le importa poco, pues “tengo suficiente dinero como para jugar al golf hasta que me muera”. En esto videos además reparte estopa entre actores con los que ha trabajado como Ben Kingsley, entre cineastas de bajo presupuesto y sus seguidores, y también tiene para Hollywood.

Parece que Uwe Boll tiene serios problemas para asumir sus fracasos y aprender a sacar el lado positivo de los errores. Lo que está claro es que el crowdfunding tiene desde ahora en Boll a su enemigo número uno, y que con el mal perder que tiene el alemán, cualquiera juega con él un rato al golf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *