, , ,

Crowdfunding y obra pública, una opción posible

puente madera crowdfunding

El Crowdfunding tiene mucho potencial a la hora de financiar proyectos creativos, tecnológicos, innovadores, etc. ¿Y si además de todo eso, tuviéramos la posibilidad de conseguir que entre todos los miembros de una comunidad pudiéramos recaudar el dinero suficiente para invertirlo en una obra pública?

Ya sabemos de sobra que no es un fenómeno tan reciente, antiguamente para la construcción o reforma de algún edificio ya se aplicaba el micromecenazgo. Por ejemplo, el considerado uno de los padres fundadores de EEUU, Benjamin Franklin, describió en su biografía cómo recurrió al crowdsourcing para la construcción de una biblioteca pública, un ayuntamiento, una escuela pública y la obtención de fondos para un hospital público.

¿Qué quiero decir con todo esto? Que entre todos también podemos financiar obras públicas, ya que en muchas ocasiones, por la escasez de dinero por parte de las administraciones, podrían tardar años en realizarse y finalizarse.

Spacehive, plataforma exclusiva para la financiación de obras públicas

spacehive obras públicas y crowdfunding

Existe una plataforma de crowdfunding londinense llamada Spacehive, que propone una nueva forma para que los vecinos puedan financiar proyectos de públicos que mejoren sus comunidades. Este sitio web te permite publicar una descripción de tu proyecto, un vídeo promocional y una meta de recaudación, y luego promoverlo por las redes para obtener donaciones.

El servicio está dirigido no sólo a personas creativas que quieren mejorar su vecindario, también a profesionales del diseño que buscan financiación para sus grandes ideas, instituciones públicas y proyectos sin ánimo de lucro con base comunitaria. Algunos de sus proyectos son:

puente madera crowdfundingObras públicas financiadas por crowdfunding

Hemos dado con algunas obras públicas que nos han llamado mucho la atención por el gran apoyo que han conseguido por parte de la comunidad.

Un puente peatonal para el crento de Rotterdam

Entre ellas, podemos destacar el puente peatonal que construyeron en Rotterdam para comunicar el centro de la ciudad con los barrios periféricos del norte.

 

Aunque entre los planes urbanísticos del gobierno municipal se encontraba la remodelación de la zona y posible construcción de un paso peatonal para unir ambas, el Ayuntamiento calculaba que el puente podría hacerse para dentro de unos 30 años. Los ciudadanos no estaban dispuestos a esperar tanto, así que la única manera para acortar los plazos del proyecto, era encontrar financiación. Y para ello, tenían la solución a su alcance, acudir al crowdfunding.
Así que, por 25 dólares que aportara un ciudadano, podía sufragar uno de los tablones de madera, de los 17.000 que necesitaban; y ver plasmado su nombre en ella. O incluso tener una presencia más evidente en la infraestructura, dependiendo del presupuesto que se dispusiera.

Hasta la fecha, 1.300 personas habían participado como mecenas, y se habían logrado construir 150 metros de puente. Un buen ejemplo que nos lleva a la reflexión de lo que se podría lograr con la participación colectiva de todas las personas para mejorar nuestra propia comunidad.

piscina crowdfundingUna piscina en Nueva York

 

Plataformas como Kickstarter han sido la principal inspiración para conseguir financiación para este tipo de iniciativas. Ya que aunque empezaron dedicándose inicialmente para proyectos culturales o de innovación, actualmente se han extendido para todo tipo de ámbitos. Por eso, una de las obras que más nos han impresionado dentro de este portal ha sido la construcción de +Pool, una piscina flotante que filtra el agua de los ríos en las costas de Nueva York, para que todo el mundo pueda ir a disfrutar de ella.

Necesitaban recaudar un mínimo de 25.000 dólares para probar la capa de filtración primaria de la piscina (la construcción de la piscina es de momento tan solo una intención); y han conseguido lograr un total de 41.647. Dependiendo de las donaciones, los mecenas podían conseguir desde el equipo de ropa entero de +pool incluyendo un bolso de mano; hasta el convertirse en patrocinadores de la piscina y poder ver su nombre escrito en algún sitio de ésta. No se puede negar, que el proyecto es bastante original y llamativo.

Una cúpula geodésica en Madrid

 

En nuestro país también se han puesto en marcha este tipo de iniciativas. Por ejemplo, en la plataforma Goteo podemos encontrar la construcción de una cúpula geodésica, que consiste básicamente en una cúpula que albergue todo tipo de actividades culturales y sociales en el Campo de Cebada, un solar cedido por el Ayuntamiento de Madrid y gestionado por una asociación de vecinos de la localidad.

Estará formada con materiales reciclados y permitirá la participación de numerosos colectivos ciudadanos de Madrid. Y como recompensas, según la aportación permite tener el nombre de los mecenas impreso dentro de la cúpula, la obtención de una planta de flor criada en el Campo de Cebada, camisetas, e incluso la posibilidad de acudir a alguno de los talleres de horticultura que realizan, etc.

Con todo esto quiero mostrar que el crowdfunding también da una oportunidad para que las personas puedan ser partícipes incluso de esos proyectos urbanísticos que forman parte de nuestro día a día, de nuestra rutina, de nuestra comunidad. Las obras públicas por lo general suelen ser muy lentas, o requieren de un presupuesto que sólo se logra alcanzar a muy largo plazo. El crowdfunding nos ofrece la opción de ser los ciudadanos los protagonistas, los que deciden qué queremos para nuestro municipio y cuándo lo queremos, y que se pueda lograr con sólo tener que ponernos de acuerdo entre todos por el bien común.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *