Política, financiación y crowdfunding «Podemos»

podemos financiacion politica crowdfunding

podemos

El domingo 25 de Mayo de 2014 marcó de alguna manera un antes y un después para muchos españoles. A pesar del alto nivel de abstención en las elecciones europeas, hemos podido apreciar un cambio significativo en el dominio de los votos, que por primera vez no suman más del 50% entre PP y PSOE. Este hecho coincide con una nueva tendencia, la de recurrir a la financiación colectiva para costear las campañas.

La sorpresa del año sin duda la ha dado y a la vez recibido «Podemos», pasando de la noche a la mañana a convertirse en un partido con verdadera representación obteniendo 5 escaños en las europeas. A la cabeza del partido de izquierdas está Pablo Iglesias, quien apostó por el crowdfunding para financiar su campaña, argumentando esta decisión de la siguiente manera: «Nosotros hemos tomado una decisión de coherencia. No pedir ningún crédito a los bancos. Si precisamente las entidades financieras han sido los responsables de llevar al desastre y al sufrimiento a buena parte de las familias de este país, nosotros no vamos a ser en ningún caso deudores de los bancos. Hemos pedido el dinero a la gente a través de una cosa que quiere limitar el gobierno. Hemos pedido el dinero a través del crowdfunding.»

A través de una plataforma propia, han conseguido recaudar la cantidad de 42.509€ que necesitaban para poner en marcha su campaña con la colaboración de 2.227 mecenas. Además de esto, presentaron otros proyectos para cuestiones más concretas como una furgoneta, un spot electoral, etc… La suma total de recaudación ha superado los 100.000€.
Tenemos que aclarar que el «crowdfunding» que quiere limitar el gobierno y al que se refiere Pablo Iglesias en estas declaraciones es el relativo al Equity Crowdfunding y al Crowdlending, crowdfunding de inversiones y de préstamos, es decir, ninguno de los que ha utilizado «Podemos» u otro partido para financiarse. Es interesante que tengamos las cosas claras.

Lo que es evidente es que el sistema de microdonaciones se ha convertido en una vía de financiación apetecible para los partidos minoritarios que no cuentan con fondos públicos para costear sus campañas. Esto ha hecho que algunos partidos también se hayan sumado a este método para las pasadas elecciones, ofreciendo recompensas a cambio. Algunos ejemplos son:

Equo Sevilla financió un equipo audiovisual superando los 700€ que necesitaban a través de Lánzanos con la ayuda de 53 mecenas. Partido X, mediante esta misma plataforma ha conseguido los 4.358€ que precisaba contando con 332 apoyos. Movimiento Red solo consiguió financiar un 31% de los 20.000 que solicitaban, ascendiendo a recaudar 6.240€, también en Lánzanos. Un ejemplo que no prosperó en absoluto fue el partido VOX, que no llegó a los 10€. Ya sea buscando la financiación de la propia campaña en su conjunto, o dividiendo en proyectos las distintas necesidades, las minorías que han confiado en el pueblo como cofinanciadores, por lo general, han recogido sus frutos y los han devuelto haciendo campañas modestas acorde con la época que estamos viviendo, pero efectivas. Igualmente, las bases del PSOE ya han dado muestras de interés por esta opción de financiación, más concretamente los socialistas de barcelona, quienes lanzaron una campaña para financiar un video de promoción, obteniendo un total de 6.030€. Igualmente Toni Gaspar, se presento a las primarias de los socialistas valencianos optando por financiar su campaña por esta vía.

Mediante nuestro apoyo económico y posteriormente en las urnas, estamos haciendo una declaración de derechos, en un contexto en el que la transparencia está tan codiciada, es muy recomendable ser independiente de las instituciones financieras. El micromecenazgo es un sistema democrático ya que es la comunidad quien decide si te apoya o no, lo que hace muy interesante y acertado que se haya comenzado a utilizar en política. ¿ Se sumarán más partidos a el crowdfunding en futuras elecciones?

¿Ya tienes un proyecto y quieres financiarlo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *